Sacrificio. El viajero comienza a dibujar su perfil contra las nubes, en el cadalso que lo habrá de detener por un instante, que la muerte es eso: un parpadeo con el mundo de lo inverso como telón de fondo. Carretera México-Querétaro.