Horizonte. La frontera del más allá es de cristales rotos, filos que esperan por la carne azul de los cielos para desangrarla, para pulverizarla en nubes de tristeza y amnesia. Parque de los Tecajetes, Xalapa.