El arte de vestirse de payaso

Por Andrés Torres Scott / @EsAndresMx

 

Los payasos que salen a espantarte a la calle son una forma de expresión artística innovadora, aterradora y para algunos incomprensible que se originó en Northampton, Inglaterra hace tres años. El primer avistamiento reportado, que espantó a la gente sin así quererlo, fue el 14 de septiembre a las 18:12 hrs. sobre St. Michaels Rd. y fue fotografiado por @JunwJailer

Este payaso no correteó a nadie, pero a muchos les resulto aterrador. Sólo se disfrazaba para hacerse una serie de fotografías.

Payaso

El terror, los avistamientos frecuentes y el contagio inició justamente un año después: 13 de octubre del 2014 en Bakersfield, California.

En ese entonces aparecieron una serie de fotografías nocturnas de un payaso con barba, piocha de color negro, afuera de la tienda Wasco. Es curioso que las primeras fuentes de esas fotos en Instagram, Facebook y Twitter, tomadas supuestamente por la esposa del payaso se encuentran hoy día (25OCT2016) cerradas y los protagonistas son inalcanzables. Puedes ver el primer reporte sobre el payaso de Wasco de la ABC del 13 de octubre de 2014 y las ligas caídas de las cuentas de redes sociales.

La de abajo es la primera foto del payaso de Wasco, cuya identidad se desconoce y que se ha convertido hoy, en leyenda y en inspiración de miles de artistas alrededor del globo.

Wasco

Y vaya, sino te enteraste del payaso de Wasco tampoco sabes que salió una película de inmediato. Dos meses después, en diciembre de 2015, que por cierto puedes ver completa aquí.

La neta, sugiero no verla, no por terrorífica, sino por malita. Aunque tenla presente, porque el guión trata de un grupo de payasos que se llevan a los niños a una casa en el bosque donde viven.

Pero, ¿por qué vestirse de payaso y espantar a la gente?

La respuesta es simple, es un arte, no tiene otra intención más que provocar una emoción. A menos que el pinche payaso te quiera asaltar, pero la mayoría los payasos que espantan en las noches hacen realizan un acto desinteresado que causa una emoción: arte pura. ¿Qué tal? Estos orates disfrazados son, efectivamente, simples artistas.

Pero mucha gente, como mi esposa, sufre de coulrofobia (miedo a los payasos), por lo que tan sólo al verlos de noche, bajo un farol o en la carretera, la gente se espanta y corre despavorida. Tanta es la gente que teme a los payasos que el sitio ihateclowns.com cumplió 20 años en 2016 y su página en Facebook tiene más de 8,000 seguidores.

Me ha llamado la atención que al hablar sobre el tema de estos payasos, la gente que sufre coulrofobia sin saberlo, de inmediato mienta madres a quienes se disfrazan de payasos para salir a caminar por las noches. En lo personal, a mí me da risa.

Ahora, vuelvo a 2014, después de los sucesos de Wasco donde del 13 al 30 de octubre de 2014 se recibieron 14 reportes de personas disfrazadas de payasos en Bakersfield. Días después los payasos comenzaron a salir a la calle con machetes y bats e incluso algunos salían armados con pistolas, por lo que la policía del condado detuvo a varios individuos, que finalmente no madrearon a nadie y sí espantaron a un chingo. Después de Halloween 2014 los payasos dejaron de salir a la calle.

Un año después, octubre de 2015, los payasos regresaron en California. En esta ocasión solo se paraban frente a cámaras de seguridad de domicilios particulares y hacían cosas raras, como por ejemplo, romper una calabaza. La neta, estos si dan miedo.

payaso

Otros, se dedicaron a realizar bromas profesionales, aunque yo dudo de la misma veracidad de la broma. Aquí les dejo a los youtubers de Las Vegas que para el día de hoy (13OCT2016) lleva 26 millones de vistas en YouTube.

Pero el contagio feroz y el guión que da miedo de estos payasos es de 2016. La rutina es simple en Estados Unidos: un tipo disfrazado de payaso aparece en medio de la carretera, junto a unos maizales o bajo un poste de luz. Quienes lo graban se acercan y el payaso corre atrás de ellos. En ocasiones la gente curiosa se baja del coche y en otras ocasiones se acercan caminando, hallan al payaso y éste los corretea. en mi opinión, se nota que muchas de las grabaciones son sketches actuados.

Pero ya en Brasil, España, Francia y México existen variantes, los payasos se pasean por un cementerio al anochecer, están en callejones o caminan por las bellas y seguras calles de Ecatepec, Bahía, Río, Bogotá dónde más miedo da que un chavito te pida la cartera.

Si te interesa seguir las apariciones de payasos puedes hacerlo en Twitter con @ClownSightings.

Si deseas unirte a está fauna en México, te deseo que no te le cruces a un narco, un judas, un poli, un militar, un #lord o un guarura porque si le sacas un pedo no va a dudar en pegarte un balazo.

 

>Andrés Torres Scott es chilango y ex fumador desde 2007. Corre tres veces por semana tenga flojera o no, es adicto al café sin azúcar y además de México ha vivido en Inglaterra y Canadá por razones confusas hasta la fecha. Ha publicado cuentos y minicuentos en revistas literarias de Estados Unidos, Canadá, España, Uruguay y Argentina. Actualmente dirige el taller de escritura en español Viva Edmonton! en Canadá. Puedes seguirlo en: unblogparatodosyparanadie.

Autor: administrador

Comparte esta publicación en

Envía comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.